Entradas

Mostrando entradas de junio, 2009

VIDA CULTURAL DEL PARAGUAY EN LOS ULTIMOS DÍAS DE LA COLONIA.

Imagen
“En 1700, había solamente tres doctores paraguayos, los hermanos José Bernardino y José Servín, sacerdotes, de la Universidad de Córdoba, y D. José Dávalos y Peralta, médico y Jefe comunero, catedrático de San Marcos, en Lima. Un siglo más tarde, en los años inmediatamente anteriores a la Revolución, era bastante mayor el número de graduados paraguayos poseedores de título máximo, tanto clérigos, como seglares. Recordemos tan sólo a Juan Manuel Grance. Juan Antonio de Zavala, José Gaspar Rodríguez de Francia, Marco Ignacio y Juan Bautista Qüin de Valdovinos, Ventura Diaz de Bedoya, Manuel José Báez, Francisco Javier Bogarin y otros que omitimos, sin mencionar ya a Pedro Vicente Cañete, Manuel Antonio Talavera y Mariano José Varela, que vivieron en definitivo exilio.
Merece también ser recordado el P. Amancio González y Escobar, fallecido en 1806, orador sagrado, infatigable evangelizador de los indios del Chaco y autor de un “Diario” de sus afanes y fatigas en la reducción de Melodía.
“…

ULTIMOS DIAS COLONIALES EN EL PARAGUAY - Azara y Aguirre.

Imagen
Con motivo de las disposiciones del tratado hispano-portugués de San Ildefonso, las autoridades peninsulares enviaron la Cuenca del Plata varias partidas demarcadores de límites. Integrando dos de ellas, vinieron al Paraguay los capitanes de fragata Félix de Azara (1752 – 1821) y Juan Francisco Aguirre (1758-1811). Hombres de clara inteligencia y amplia cultura, ambos dedicaron sus tres lustros de forzosa permanencia en esta tierra a anotar observaciones sobre la misma.
Félix de Azara escribió mucho. Se han publicado de él sus “Viajes por la América Meridional” “Descripción e Historia del Paraguay y del Río de la Plata”, “Geografía física y esférica de las provincias del Paraguay y Misiones Guaraníes”, que en general desarrollan los mismos temas, con varia ordenación y en forma más o menos extensa, según cada caso, y varios memoriales e informes. El Cabildo de Asunción le encomendó en 1793 la elaboración de un mapa de la provincia y redactar una descripción histórica y geográfica de la…

ULTIMOS DIAS COLONIALES EN EL PARAGUAY - La enseñanza de la filosofía. Las ciencias naturales.

LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA.
Además del Colegio, los conventos seguían impartiendo la enseñanza de antes. En 1787, el Convento de la Observancia de los Franciscanos tenía un Regente de Estudios y Lectores de Prima, de Vísperas, de Moral y Nona, y de casa de la misma orden en la Villa Rica contaba con un Maestro de Gramática y otro de Novicios.
Refiere Furlong que, hacia 1775, y haciendo uso de un privilegio reconocídoles por diez años, los dominicos sostuvieron en su convento cátedras de Filosofía y de Teología, a cargo de religiosos de esa orden y con facultad de otorgar grados académicos.
Los jesuitas habían establecido, a fines del siglo XVII, tres cátedras de estudios superiores, que eran las de Filosofía, de Dogma y de Moral. Poco antes de la Revolución Comunera, las dos primeras funcionaban en forma duplicada en el Colegio de la Compañía y ellas hubieran servido de base a la Universidad proyectada en 1750, de concretarse la petición de las autoridades del Paraguay. Estos cursos se…

ULTIMOS DIAS COLONIALES EN EL PARAGUAY - El Real Colegio Seminario de San Carlos.

Era Gobernador D. Agustín Fernando de Pinedo y Obispo e1ecto, que aún no había llegado a su sede y que moriría antes de de poder hacerlo, Fray Juan José de Priego y Caro, cuando éste dirigió al Rey una petición de que se erigiera un Seminario en Asunción y al cabo de un siglo y medio de gestiones y esfuerzos infructuosos, se vio colmado el viejo anhelo paraguayo.
Por Real Cédula del 23 de agosto d 1776, complementado por otras del 28 de febrero de 1779 y del 28 de febrero de 1780, que lo dotaban de recursos, quedó erigido el Real Colegio Seminario de San Carlos.
El 12 de abril de 1783, con la presencia del Gobernador Melo, de Portugal y del Rector, Dr. Gabino Echeverría Gallo, burgalés, doctorado en Hirache, se procedió a la inauguración solemne de los cursos. Por no haberse presentado opositores a las cátedras, “se hizo preciso entregar la enseñanza a los dos párrocos de la misma ciudad”, de este modo, el Dr. Dionisio de Otazú Rector de la Catedral, tomó a su cargo una de las dos de Te…

LA INSTRUCCION ELEMENTAL Y LOS PROYECTOS DE LAZARO DE RIBERA

Lázaro de Ribera y Espinoza de los Monteros, que fue Gobernador, Intendente del Paraguay de 1796 a 1806, acusa la influencia de las nuevas concepciones en materia de educación: apenas asumido el mando, se dirige por escrito al Cabildo de Asunción, procura de su dictamen sobre un plan, que en líneas generales desarrollaba, para el fomento de la instrucción pública, mostraba Ribera partidario de extender los beneficios de misma hasta a los indios, los cuales debían aprender a expresarse oralmente y por escrito en español. Proponía la creación de una escuela central o seminario en Asunción, a la cual concurrirían los muchachos mejor dotados de las diversas reducciones indígenas, para retornar luego a sus pueblos a constituirse, a su vez, en maestros de sus conterráneos. Para estimular la integración de estos indios a la vida provincial, consideraba útil su coeducación en dicha escuela con los hijos de criollos y españoles.
Pese a su gobierno de una década, Ribera no pudo realizar su proye…

ULTIMOS DIAS COLONIALES EN EL PARAGUAY - La educación.

La población rural crece durante el siglo XVIII, agrupada en “capillas” o pequeños núcleos urbanos, ya mencionadas. Por iniciativa de los vecinos de cada una de estas comunidades, se van nombrando maestros de primeras letras, con intervención del Cabildo de la ciudad y del Obispo Diocesano. La enseñanza se mantiene, empero, en un nivel muy elemental lectura, escritura, las operaciones fundamentales y rudimentos de doctrina cristiana y reservada casi exclusivamente para los varones de familias españolas y criollas.
Con todas sus limitaciones, la difusión del sistema educacional paraguayo es superior al del Río de la Plata y puede Azara afirmar que hay maestros de niños en todos los partidos.
Hacía falta sin embargo, enseñanza de un nivel algo superior a este aprendizaje elemental. Sólo los conventos la proporcionaban y, en este orden el problema se había agudizado con la clausura definitiva, del Colegio de la. Compañía de Jesús, producida en 1767.
Años antes, en 1750, el Gobernador y los …

El Paraguay Post-comunero.

La derrota de los comuneros coincide con el final de un largo proceso histórico y se suma a otros factores, externos, para determinarlo. La clase directiva criolla deja de constituir factor determinante del acaecer político de la provincia. La corona ha hecho sentir el peso de su poder, y la mayor eficacia y capacidad de acción de las autoridades americanas de este tiempo torna imposible la reanudación de la insurgencia.
Los gobiernos del período borbónico, como hemos señalado antes, son más ordenados y se muestran efectivos en el cumplimiento de sus fines. Una cadena de fuertes se extiende por el litoral, impidiendo el paso de los incursores chaqueños. Don Rafael de la Moneda cierra a los mbayá el acceso a la Cordillera, merced a lo cual numerosa población agrícola se agrupa en torno de las “capillas” que se establecen.
La Villeta de San Felipe Borbón del Guarnipitán, en 1714, y la Villa de San Isidro Labrador de Curuguaty, en 1715, eran anteriores a la Revolución Comunera. Con posteri…

ULTIMOS DIAS COLONIALES EN EL PARAGUAY - Las ideas del siglo XVIII. Su difusión en España y América.

Imagen
LAS IDEAS DEL SIGLO XVIII
Durante el siglo XVIII, se produce una notable transformación en las concepciones políticas y económicas. Encuentra ella sus realces en las innovaciones culturales del Renacimiento, en la pugna religiosa de la Reforma y la Contrarreforma, en la natural evolución de las instituciones de la monarquía absoluta, en los sistemas económicos de la centuria anterior y en las mayores facilidades para la difusión cultural.
Filósofos y humanistas, desde trescientos años antes, habían allanado el camino para que se pudiera discurrir con mayor libertad. La concentración de poder en manos de los reyes y la formación de una burocracia procedente de la clase media y de oficialidad profesional en los cuerpos armados, disminuían acentuadamente la influencia política de la nobleza en la mayor parte de los estados occidentales. Por otra parte, los notorios defectos del sistema absolutista y la conservación de los privilegios de una clase noble que se iba haciendo más parásita que …

IDEOLOGIA COMUNERA DEL PARAGUAY - LOS ULTÍMOS COMUNEROS.

Imagen
En todo el largo discurrir de las luchas comuneras encontramos algunas ideas centrales, que siempre tienden a manifestarse: así como ya hemos expresado, libertad y buen gobierno constituyen viejos y sostenidos anhelos del pueblo paraguayo. Por otra parte, más que un proceso ideológico, debe verse aquí la gradual formación de la conciencia nacional en el Paraguay. No en balde, en enero de 1705, Cuando acababa de producirse el derrocamiento del gobernador Escobar y Gutiérrez, un Agustín de Insauralde atronaba las calles asunceñas con sus gritos de que “Esta es la ocasión en que atendamos todos por nuestra patria, obedeciendo por nuestro Gobernador a dicho Teniente José de Avalos”.

Los hombres y los pueblos pueden sostener ideas políticas y sociales sin necesidad de conocer las doctrinas de los filósofos que las hayan formulado con anterioridad similar interpretación de los hechos y soluciones coincidentes pueden nacer, sin noticia las unas de las otras, e lugares distantes y en épocas di…

CAUDILLOS E IDEOLOGOS COMUNEROS.

Imagen
El pueblo paraguaya es el gran actor de la epopeya comunera. Pero de este pueblo se destacaron ciertos varones singulares, que asumieron la dirección y orientación de la conducta social. Recordaremos a algunos, de notable actuación en el período que corre de 1720 a 1735, el más interesante del largo proceso comunero.

José de Antequera y Castro, nacido en la ciudad de Panamá el 1° de enero de 1689 y bautizado en su Catedral quince días más tarde, era hijo del Lic. José de Antequera y Enríquez, natural de Alcalá de Henares y magistrado sucesivamente de las Audiencias de Panamá, Charcas y Lima, y de doña Juana Maria de Castro, nacida en Bélgica, entonces dominio español, pero de familia leonesa. Cursó estudios y se doctoró en Cánones en la Universidad de Charcas, en los estrados de cuya Audiencia fue abogado desde la edad de veintitrés años, para alcanzar más tarde la dignidad de Fiscal y Protector de Naturales de la misma. Era caballero de la orden de Alcántara y había obtenido también u…

EL CABILDO COMUNERO DE ASUNCION.

En todo el acaecer comunero, el Cabildo de Asunción ha jugado un rol estelar. Dio su respaldo decidido a Fray Bernardino de Cárdenas en 1648 y sus integrantes afrontaron las consecuencias de esta actitud. Le tocó oponerse a Corvalán en 1675 y a Mendiola veinte años más tarde, y en acuerdo capitula se resolvió, en enero de 1705, la deposición de Escobar y Gutiérrez.

Su más firme apoyo lo encontró Antequera en el Cabildo de Asunción, el cual también prestó oídos a la prédica de Mompó. Aunque en este caso bajo la evidente presión del pueblo en armas, correspondió a la corporación municipal vetar las pretensiones de Soroeta sobre el gobierno. Por último, a través de la acción de sus sucesivos Alcaldes Ordinarios de 1er. Voto tuvo a su cargo la responsabilidad directa del gobierno desde 1730 hasta 1733.

Dos circunstancias se han sumado en este largo período para fortalecerla autoridad que usará en pro de las aspiraciones colectivas: el ejercicio del gobierno de la provincia por la corporació…

LA DERROTA COMUNERA DE 1735.

Imagen
La noticia de la muerte de Ruyloba, magnificada por los enemigos que la causa comunera ha adquirido en quince años de batallar, mueve al Marqués de Castelfuerte a disponer medidas extremas. Una vez, más Bruno Mauricio de Zabala, que de mariscal de campo ha sido promovido a teniente general de los reales ejércitos, recibe la orden de venir personalmente a someter y escarmentar a la provincia insumisa. Con una escolta de dragones del presidio de Buenos Aires y nutrida leva de indios misioneros, Zabala asienta su cuartel general en la estancia jesuítica de San Miguel, dos leguas al Sur del paso del Tebicuary.

En el campo comunero cunde el desconcierto. La autoridad de Domínguez de Ovelar es desacatada de continuo por los grupos armados. Los más caracterizados jefes comuneros consideran insostenible la situación. El fervor popular ha degenerado en anarquía en los últimos meses. Todo ello agota el espíritu combativo y anula las posibilidades de resistencia. A San Miguel concurren a prestar …

LA GRAN REVOLUCION COMUNERA - EL “COMÚN” EN ARMAS.

Imagen
Desde 1717, ejercía el gobierno del Paraguay el andaluz Diego de los Rayes Valmaseda, mercader y patrón de barcas, avecindado en el país. Reyes aprovechó el poder para, ejercitar venganza contra aquellos criollos y vecinos con los cuales mediaban antiguas ofensas. De esta manera, sometió a prisión rigurosa y a un proceso amañado al general José de Avalos y Mendoza, antes recordado, ex-gobernador interino. Regidor Decano del Cabildo y uno de los criollos más ilustrados de ese tiempo. La persecución se extendió al regidor José de Urrúnaga y al yerno de Avalos Antonio Ruiz de Arellano impidiéndoseles a todos recurrir a la Audiencia de’ Charcas en procura de justicia. Lograron, sin embargo, comunicarse con ese tribunal y promovieron acusación contra el abusivo Gobernador, con un extenso capítulo de cargos.

La Audiencia comisiono a su Fiscal, el Dr. José de Antequera y Castro, en carácter de juez inquisidor, con amplias facultades y con un pliegue cerrado en el que se le encomendaba el gobi…

ETAPAS DEL MOVIMIENTO COMUNERO EN PARAGUAY

Imagen
Desde 1621 aproximadamente, consumada ya la división de la “Provincia Gigante de Indias”, se desarrolla la vida propiamente colonial del Paraguay. Aislado en gran medida de los demás territorios españoles, con su aislamiento acentuado por el cierre del puerto de Buenos Aires a la navegación a la navegación oceánica y por la numerosas trabas opuestas al intercambio interprovincial, acechado por tos infieles del Chaco y por los mamelucos; de San Pablo, debe fiarse de sus solos recursos para sus solos recursos para sobrevivir. Es de admirar que, en medio de tantas dificultades, halle los medios de salvar la Cuenca del Plata para la civilización española y de constituirse en bastión inexpugnable frente a la expansión portuguesa.

A partir de eso años y en forma gradual y sostenida, va creciendo la importancia social y política del Cabildo de Asunción. Se convierte él en centro de acción de la clase directiva colonial integrada por los criollos y los mestizos asimilados de mayor influencia, …

LOS COMUNEROS DEL PARAGUAY - ANTECEDENTES

Imagen
Si se busca determinar los antecedentes de nuestra revolución comunera del siglo XVIII, de inmediato y por más conocidos saltan a la vista tres acontecimientos: la deposición de Alvar Núñez Cabeza de Vaca en 1544, la de Felipe de Cáceres en 1572 y la resistencia armada del Obispo Gobernador Fray Bernardino de Cárdenas, con el Cabildo de Asunción y pueblo todo, contra un ejército levantado en las reducciones jesuíticas por orden del Virrey.

Por causa de los hechos ocurridos nos dice Cecilio Báez la población se dividió en dos bandos o parcialidades políticas las cuales dieron origen, a las llamadas revoluciones comuneras, que duraron hasta mediados del siglo XVIII.

Aun así, no. podemos considerar las turbulencias entre conquistadores como parte necesaria del proceso comunero del Paraguay. En efecto, en el Perú, en el Darién, en Panamá en Cuba y hasta en la Española desde los primeros días de la presencia castellana en América; se produjeron situaciones similares. Gonzalo Pizarro, Balboa,…

EL ARTE JESUITICO (En el Paraguay)

Imagen
Los jesuitas desarrollaron actividad artística encaminada a la erección y al ornato de sus templos, a la solemnidad y al brillo de las ceremonias religiosas y a amenizar las horas de trabajo y de descanso, y estimularon su cultivo por los indios. Hubo, así, entre ellos, arquitectos, canteros, escultores, imagineros, pintores y músicos, además de los grabadores, a dos de los cuales —Juan Yapan y Tomás Tilcara.

LA PINTURA Y LA ARQUITECTURA.
La mayor parte de los templos de origen jesuítico ha perecido por la acción del tiempo y por accidentes, y otros han sido gravemente despojados por coleccionistas y anticuarios del Río de la Plata. Sin embargo, subsiste lo necesario como para tener una idea aproximada de su magnitud e importancia artística, especialmente si se consideran además las descripciones de la época.
Dichos edificios eran generalmente construidos sobre estructuras de horcones de urundey, con paredes de adobe, vigas de lapacho tirantes de palmas y techumbre de tejas. A veces, en …

LAS CRONICAS DE LA COMPAÑIA DE JESUS.

Anualmente y en cumplimiento de la -regla de su orden, los provinciales jesuitas daban detallada cuenta a su general de cuanto había acontecido en el territorio a su cargo. Estos informes, denominados ‘Cartas Anuas’, constituyen valiosa fuente histórica y sirvieron de base a los relatos de los cronistas de la Compañía. En’ 1927 y 1929 en dos voluminosos tomos, fueron publicados en, Buenos Aires las Cartas Anuas del Paraguay, de 1609 a 1637. Es lamentable que la edición no siguiera adelante y quedaran inéditos los informes correspondientes a ciento treinta años más.
La serie de los grandes cronistas jesuítico se inicia con el antes mencionado P. Antonio Ruiz de Montoya, autor de la “Conquista espiritual hecha por los religioso de la Compañía de Jesús en las provincias del Paraguay. Paraná. Uruguay y Tape (Madrid, 1639)
El P. Nicolás del Techo (161 – 1678), francés vivió veintisiete años en las reducciones y en ellas murió luego de haber sido superior de las mismas. Es autor de una “Histo…

LA IMPRENTA EN LAS MISIONES. (La primera imprenta en el Paraguay)

Imagen
La primera imprenta que hubo en el Paraguay y en toda la Cuenca del Plata funcionó en las reducciones jesuíticas. La construyeron en 1700, con maderas duras del país, Los P.P. Juan Bautista Neumann, vienés, Segismundo Asperger, alemán, y José Serrano, andaluz. Estuvo ella sucesivamente instalada en los pueblos de Loreto, Santa María la Mayor y San Francisco Javier, en producción no interrumpida hasta 1767.
Numerosos libros, folletos, tablas astronómicas y láminas, se publicaron allí, tanto en latín y español, como en guaraní. La primera obra impresa fue el “Martirologio Romano’, del mencionado P. Neumann o vidas de los santos, en tres volúmenes, del P. Rivadeneyera, en traducción del P. Serrano Otra aducción de éste, aparece en 1705, fue “De la diferencia entre lo temporal y lo eterno”, del P. Nieremberg, con láminas grabadas por el indio Juan Yaparí, y numerosas otras publicaciones. Otro grabador que debe ser mencionado, además de Yaparí, es el indio Tomás Tilcara.
Es acreedor de espec…